Electroestimulación y deporte


¿Qué es la electroestimulación?

La Electroestimulación muscular comenzó a utilizarse como método de entrenamiento por el ruso Kots en gimnastas durante los años 70.
Sus estudios consiguieron incrementos de fuerza de hasta el 40 % lo que hace que debido a las fuertes exigencias que supone el Deporte de competición, varios profesionales del Deporte y la Fisioterapia comiencen a estudiar los parámetros de corriente (frecuencia, ancho de impulso, tiempo de impulso-reposo, tipo de corriente, etc) perfectos para conseguir el máximo rendimiento.

 Cometti, Maffiuletti, Babault, son varios los profesionales que han estudiado la combinación perfecta.



Lo que está claro es que como en todo, no existe la panacea, y es necesario adaptar esa combinación de parámetros a cada persona, deporte, momento de la temporada y de su propia planificación deportiva porque lo que no debemos de olvidar nunca, es que




No más lejos de la realidad, es fácil hacerse con un aparato de Electroestimulación y poder usarlo a diario en casa, o poder acudir a cualquier centro de Fisioterapia y poder trabajar con uno desde unos 5 €/sesión.

 Lo cierto es que sin una planificación adecuada el trabajo caerá en saco roto, o lo que es peor, acumularemos una sobrecarga muscular que no tendrá transferencia posible a una mejora del rendimiento deportivo.